PsicoELE 2

Como lo prometido es deuda y a mi no me gusta deber nada y menos a vosotros, que me decís cosas tan bonitas cada vez que me dejo caer por aquí, hoy vengo a escribir la segunda parte de este gazpacho conceptual cuyos ingredientes son la psicología, el arte y el español como lengua extranjera, ya bautizado como PsicoELE (2).

Si bien PsicoELE 1 estuvo únicamente centrado sobre la primera vía del autoconcepto, es decir, describirse a sí mismo (qué pienso de mi, cómo soy) esta segunda parte irá destinada a las opiniones y valoraciones de los demás, entendiendo por demás a los compañeros de clase.

Al igual que en las actividades propuestas el mes pasado, el denominador común de todos los ejercicios será el arte, sobre todo el retrato y la fotografía, dominios que podemos abarcar desde la más tierna infancia hasta las edades más avanzadas y sea cual sea el nivel del español del grupo.

¿Cuál es nuestro objetivo?

◦ Como profesores, conocer bien al grupo y a cada alumno de manera particular, facilitando así un aprendizaje más adaptado a cada uno.

◦ Como alumnos, conocer mejor a nuestros compañeros, mejorando la convivencia en clase al crear un clima más cálido y amistoso.

◦ Como personas y estudiantes, conocernos mejor cómo somos (a través de nuestras experiencias y las valoraciones de los demás) conocer nuestros puntos fuertes y nuestras limitaciones e intentar superar éstas para aprender a reponernos de un fallo o suspenso, mejorar nuestra autoestima y fortalecer vínculos sociales.

ACTIVIDAD 1: ME RETRATAN

En la primera parte del proyecto, el autorretrato era una de las actividades estrella, de modo que en esta segunda toma, retrataremos a nuestros compañeros.

A mi, personalmente, no sólo me gusta dibujar, sino que especialmente lo que más me gusta es retratar a mis amigos y familiares. Normalmente me sirvo de una foto tomada por mi, en la que, in my opinion, encuentre favorecido al retratado o con alguna de sus características personales destacadas. Me gusta ser especialmente fiel en el retrato, muchas veces para disgusto del amigo ilustrado (“Jo Ana, podrías haberme quitado algo de ojeras, o de arrugas, o de canas, o whatever”).

Me voy a hacer un poquito de publicidad gratuita para mostraros algunos ejemplos:

Mi padre y servidora con 23 años menos, una amiga, mi santa abuela y otra amiga. Retratos hechos a partir de fotografías.

La primera reacción de la persona es siempre de asombro. Siempre. Se encuentran el parecido pero les choca verse descritos gráficamente por alguien. Probablemente no encuentran la nariz que ellos se ven en el espejo o el pelo que les gustaría tener. Y yo, muchas veces, me sorprendo a mi misma, rotring en mano, descubriendo la forma de las cejas de esa amiga que tantas veces he tenido en frente. Haced la prueba, tratad de dibujar a alguien a quien creéis tener muy visto y os aseguro que averiguaréis rasgos fisionómicos que no sabíais desconocer.

Ideas para la actividad en clase:

  • Podemos realizar parejas, donde el retrato sea recíproco (retrato a un compañero que será el mismo que lo hará conmigo) o un sorteo donde no exista esta coincidencia.
  • Puede ser anónimo o no. En el primer caso podremos valernos de una fotografía del compañero a retratar, sin que éste sepa que está siendo retratado.

Tras dibujar a alguien, le conocemos mucho mejor. Reparamos en sus rasgos con detalle, como no lo haríamos sólo con observarle. Tras este “estudio a fondo” de nuestro compi de clase, será mucho más fácil describirlo.

→Tras el retrato, pediremos a los alumnos que describan físicamente en español a su compañero (especialmente destacando las cualidades que encuentren más positivas).

Para ello, facilitaremos listas de partes del cuerpo y adjetivos calificativos y usos de los verbos SER, ESTAR, TENER, PARECER, PODER…

Si os sentís muy aventurero/as, propongo una segunda parte para esta actividad:

Inspirada por este vídeo de Dove donde un retratista del FBI realiza un boceto a partir de las descripciones que una mujer (a la que ni conoce ni ve) da de sí misma.

Tengo la frente ancha, alguna arruguilla bajo los ojos, los dientes no muy blancos. Cuando concluye, realiza un segundo retrato de la misma persona, esta vez a partir de las directrices de una tercera persona, que describe a la misma mujer desde su propio punto de vista. ¿La conclusión de Dove? Los demás nos ven mucho más guapas de lo que nos sentimos. Somos críticos con nuestro aspecto (especialmente, nosotras, las féminas) y tendemos a maximizar aquello que no nos gusta y que sin embargo para los demás pasa desapercibido o no perciben de una manera tan negativa como la nuestra frente al espejo.

¿Cómo podemos adaptar este vídeo a la actividad?

→Comparando el autoretrato y las descripciones personales de la actividad de PsicoELE1 con las creaciones de los compañeros. Será interesante para los alumnos comprobar si la percepción (física y también psíquica) que tienen de ellos mismos coincide con la de los demás.

  1. Tengo los ojos azules y un poco separados. La nariz grande y los labios finos.
  2. Marie tiene los ojos azules y muy bonitos. Su nariz es grande pero proporcionada y tiene una sonrisa agradable.
Imagen del vídeo de Dove: el primer retrato muestra cómo se ve ella misma, el segundo cómo la ven los demás.

ACTIVIDAD 2: SELFIES

Podría ser una actividad precedente a la de los retratos. Sencillamente, hacerse fotos. Perder el miedo a posar ante la cámara. ¿No tenéis amigos (o sin ir más lejos, nosotros mismos) que son reacios a echarse una foto? ¿No está entre vosotros la típica amiga cansinaque os pide repetir la fotografía porque no se ve bien en ella? Eso sí, seguro que le habréis visto más de un selfiered social mediante. Nos suelen gustar los autorretratos porque sacamos lo mejor de nosotros y ocultamos aquello que no nos gusta cuando nos retratamos con la cámara.

→Sesión de fotos entre los alumnos.

Ideas para la actividad en clase:

  • Podemos pedirles que que posen imitando diferentes estados: furioso, distraído, curioso, alegre, triste, enamorado… El compañero fotógrafo, podrá dar órdenes al compañero retratado sobre cómo quiere que pose. De paso, aprovechando la informalidad del ambiente, la distensión y algarabía (probad a dar una cámara de fotos a un grupo de adolescentes y entenderéis de qué hablo), podemos colar o recordar el sempiterno SER y ESTAR y su uso según el adjetivo.(A colación, os dejo esta infografía sobre el tema).
  • O esta idea de Pinterest de realizar fotografías ante la pizarra, con dibujos en ella sobre el retratado:

Al final se comentarán los resultados de las imágenes y se elegirán las mejores para su utilización en las siguientes actividades.

ACTIVIDAD 3: PINTAR SOBRE FOTOS

¡Que me gusta a mi pintar! Esta idea me gusta especialmente para alumnos de Primaria (mi especialidad docente, como alguno ya sabrá).

→ Entregaremos varias fotocopias en blanco y negro de las imágenes realizadas en la actividad anterior. Deberán colorear, dibujar, delinear sobre acetato y/o utilizar la técnica collage sobre ellas.

Les pediremos que lo que dibujen, coloreen o peguen sobre la imagen de su compañero esté relacionado con las descripciones en español que ya tenemos. Pediremos también que practiquen vocabulario escribiendo alguna palabra sobre la foto.

IDEA 1: Continuar la fotografía mediante el dibujo.
Mi persona, con la misma técnica.
Colorear sobre la imagen o fuera de ella.
Técnica collage.

Después el alumno deberá justificar ante su compañero por qué ha tuneado su fotografía de ese modo.

ACTIVIDAD 4: QUIÉN ES QUIÉN

Aprovechando las fotografías de la segunda actividad y las descripciones de la primera, podemos fabricar un quién es quién con nuestros alumnos y trabajar con ello las oraciones interrogativas.

(También a colación, aprovecho para agradecer este tan genial sobre celebridades hispanas que realizó en su blog JramónELE, al que quiero con la fuerza de los mares y el ímpetu del viento, ya que tiene un blog genial que sigo con devoción desde tiempos inmemoriales: http://jramonele.blogspot.fr/2011/04/quien-es-quien.html)

ACTIVIDAD 5: PUZZLE

Aprovechando también las fotografías, y especialmente para los más peques, esta idea de Pinterest me parece muy interesante. Rehacer las caras de nuestros compañeros no sólo nos servirá para reconocer a cada uno de ellos, sino que además, podemos jugar a mezclar las partes y ver qué tal le queda mi nariz con los ojos de mi compañero de pupitre con las cejas del profesor, por qué no. Buena excusa para enseñar a los más pequeños las partes de la cara y una buena lista de adjetivos calificativos.

ACTIVIDAD 6: OBJETOS PERSONALES

Especialmente interesante para los primeros días de curso y en edades más avanzadas.

→ Pediremos a nuestros alumnos que traigan entre 2 y 5 objetos personales que consideren significativos para ellos (pero que tampoco sean muy delatores) y que serán entregados al profesor sin que el resto de alumnos los perciba. El profesor colocará todos los objetos en una mesa y los alumnos deberán decidir qué elemento se corresponde con cada uno de sus compañeros y justificar por qué.

  • Según el nivel de nuestro grupo, modularemos la dificultad de las respuestas:

A1: NOMBRE COMPAÑERO – NOMBRE DEL OBJETO – SUSTANTIVO/ADJETIVO/VERBO… QUE JUSTIFIQUE SU RESPUESTA

(Ej: Marie – Pintalabios – Coqueta). Pueden utilizar diccionario.

A2: NOMBRE COMPAÑERO – NOMBRE DEL OBJETO – SUSTANTIVO/ADJETIVO/VERBO… QUE JUSTIFIQUE SU RESPUESTA

(Ej: Mathieu – cuchara – Cocinero). No pueden utilizar diccionario.

B1-B2: ORACIÓNES CAUSALES CON NEXO ‘PORQUE’ y PRESENTE DE INDICATIVO

(Ej: El billete de tren es de Pauline porque es muy viajera).

C1-C2: ORACIONES CAUSALES CON TODOS LOS NEXOS (Ya que, dado que, puesto que…) Y OTRAS CONJUGACIONES VERBALES ADEMÁS DEL PRESENTE DE INDICATIVO

(Ej: El pendrive sería de Pierre dado que él es informático).

Y chimpún. Me despido y parto, sin un beso y una flor, pero con muchos tweets y filtros, ya que el Lápiz se hace mayor (oye, a lo tonto llevo aquí un año!) y ahora colorea por otras redes sociales.

Este mes de octubre no me habéis leído ya que he andando bastante liada cambiando de trabajo, país y en general, de vida, nada, una tontería, ahora vivo en París con dos franceses que no hablan nada de español y doy clase a una treintena de pueriles élèves que apenas saben escribir en francés. Lo que os decía, una chorrada sin importancia 😉 El próximo post, qué duda cabe, versará sobre cómo me lo estoy montando ante este panorama que nada tiene que envidiar a una película de Louis de Funès (y con muy poquito que ver con Amèlie o El último tango en París).

Acordaos de la chaqueta al salir, que ya refresca 😉

À tout de suite, amigos del Lápiz!

 

APPlicando el Español

Buenas tardes de verano!

Aifon, de Cállate la boca.

Hoy comienza la estación del año más anhelada por la mayoría de estudiantes. Con ella llega el ocio y asueto del que no gozamos tanto como querríamos el resto del año, y, como ya escribí hace un par de meses, el uso de las aplicaciones de nuestro teléfono móvil es para muchos trending topic en nuestro tiempo libre.

Mi actividad ELE de hoy pretende sacar las redes sociales y aplicaciones más populares del móvil y del ordenador y traspasarlas al aula de español, beneficiándonos de la afición que tienen por ella la extensa mayoría de jóvenes.

Se podría crear una cuenta para la clase y en ella compartir imágenes interesantes para los compañeros sobre el idioma y la cultura española.

• El uso de #tags para practicar vocabulario que acompañe a las imágenes.

• Compartir experiencias relacionadas con el estudio del español, especialmente si los alumnos viven en España.

• Compartir gustos y aficiones para darse a conocer entre sus compañeros, acompañando las fotografías con descripciones y etiquetas en español.

• Proponer un tema, por ejemplo, semanalmente, y que los alumnos (y por qué no, también el profesor) tomen fotografías que giren en torno a esta temática. Semana de la comida, semana de los deportes, semana de los animales…

• Animar al resto de compañeros a comentar las imágenes que se posteen.

• Al finalizar el curso, podríamos premiar al autor cuya imagen haya conseguido más likes.

Shazam y Spotify son dos de las aplicaciones que más utilizo referidas a la música. En mi caso, tengo el segundo repleto de muchas canciones que he encontrado gracias al primero. Es cómoda y sencilla: pulsas un botón y en cuestión de segundos (depende de la velocidad de tu internet y de lo cerca que estés del altavoz) en la pantalla aparece el título de esa canción que te gusta y que desconoces mientras haces cola en la caja de un H&M.

Es un recurso genial para trabajar la Comprensión Oral en clase sin valernos de los clásicos y aburridos listenings que nos ofrecen los libros de texto, ya que el alumno puede trabajar siendo él mismo quien seleccione las canciones gracias a estas aplicaciones.

Antes de contar con tan útil app, intentaba quedarme con alguna frase del estribillo o del resto de la canción que hubiese identificado bien en inglés. Un listening pero en un bar o una tienda de ropa. Luego, la apuntaba y la buscaba en google, unas veces con más éxito que otras.

Se trata de animar a los alumnos a hacer las veces de Shazam y que sean ellos quienes reconozcan y trabajen con las canciones en español que propondríamos.

• Anotar todas las palabras o frases que hayan entendido en la canción. Buscar si aparecen tal y cómo las han escrito en la letra original.

• Completar la letra de una canción que pondremos en clase.

• Facilitar, a través de un Spotify para toda la clase, canciones en español de todo tipo de géneros y épocas para realizar diferentes actividades:

  • Crear una BSO: proponer desde una historia escrita u oral hasta unas imágenes y que los alumnos escojan una canción que valoren adecuada, de las que hemos facilitado.
  • Al contrario, diseñar la portada de un disco en función de lo que hemos escuchado a través de la fotografía o el dibujo.
  • Crear en Spotify listas con canciones que, en función de su letra o ritmo, consideren oportunas para cocinar, hacer un viaje a la playa, montar una fiesta con los amigos…

• Acertar el título o autor de una canción escuchando sólo partes del tema.

Y cómo no, la madre de todas las redes sociales: Facebook.

Esta vez evitaremos totalmente el uso de la red social original en sí, a través del móvil o del ordenador, y crearíamos un muro en el aula que irían actualizando los alumnos diariamente con, por ejemplo:

  • Noticias del día recortadas de periódicos.
  • Eventos interesantes en su ciudad: el estreno de una película, una fiesta, una exposición…
  • Felicitar los cumpleaños a los compañeros.
  • Dejar notas, comentarios, aportaciones a otros compañeros (como por ejemplo, felicitar por la victoria de su equipo o agradecer el préstamo de unos apuntes…)
  • Crear un apartado de likes en los que sugerir un libro, una canción, una película…
Pinterest

En definitiva, crear un clima de camaradería en el aula, para conocer mejor a los compañeros y darse a conocer uno mismo. Fomentar la comunicación dentro y fuera de la clase, especialmente para los alumnos más retraídos y tímidos. Como profesora también participaría en el muro, incentivando las aportaciones diarias de los estudiantes y para estimular ese clima cordial y distendido que buscamos con esta tarea, que si funciona, podría durar todo el curso.

El muro también haría las veces de tablón tradicional de noticias de la clase y de la escuela, informando de fechas de exámenes, excursiones o diferentes eventos.

Y hasta aquí mi “apportación” de hoy (es domingo y es verano, este es mi nivel).

Un saludo y un Me Gusta + Follow a todos los que os hayáis molestado en leerme.

Ana.

Chuletas II: Infografías para la clase de ELE

Como ya amenacé en mi anterior entrada, habría segunda parte del tema Chuletas, esta vez digitales y al igual que las que propuse la semana pasada, pensadas para favorecer la competencia Aprender a Aprender y la autonomía personal del alumno.

Por alguna extraña razón, hacer infografías me relaja muchísimo. La gente normal sale a correr o se pone una pelien el sofá, pero es en los gráficos, los vectores, los backgrounds, y en cortar, pegar y arrastrar donde he encontrado un método de distracción que hace muy buena pareja con Spotify para pasar un rato (o tres, porque estoy desarrollando cierta adicción) y repasar esos aspectos gramaticales que el paso de los años fulmina de nuestra memoria. Por esto último, hace ya unos años, invertí 9,90€ en un libro llamado Lengua fácil para Bachillerato y acceso a la Universidadque recoge en sus 150 páginas resúmenes sobre morfosintaxis que, si bien me han sacado de un apuro mientras estudiaba Magisterio o el Máster en E/LE, con todos mis respetos a la Editorial Espasa, su presentación y redacción podría acabar con el insomnio de cualquier filólogo.

Así que, basándome en gran medida en el contenido de este libro, voy elaborando infografías dirigidas a alumnos o a los mismos profesores, que también tenemos nuestros dilemas y dudas.

Al igual que en el primer post dedicado a la elaboración de material de estudio por parte de los alumnos, invitaría a éstos a realizar infografías y compartirlas con sus compañeros de todo aquello que se va trabajando en clase y que es necesario memorizar (ya sea gramática, historia, literatura…).

Para ello, vuelvo a mostrar mi más sincera devoción hacia la web Piktochart.com: muy sencilla, muy cómoda, muy accesible y muy GRATIS.

Hete aquí mis primeras creaciones infogramaticales, aunque prometo que también las habrá de vocabulario (falsos amigos), dialectos, literatura o lo que me vaya encontrando en los libros de texto y que considere infografiable.

  • Conociendo a POR y PARA:

Son dos de las preposiciones más puñeteras que existen, provocando confusiones incluso entre los estudiantes extranjeros más avanzados. Si buscamos en libros de texto o en internet, no será difícil encontrarnos con toda clase de listas diferenciadoras que no consiguen desenfrascar al alumno del embrollo que le lleva a decir frases como “He venido a España para tres meses”. Eugenia Sáinz González propone esta historieta para facilitar que el estudiante entienda y asimile qué significa POR y qué significa PARA a fin de alejarlo de la memorización a corto plazo a la que invitan las listas antes mencionadas. Si el alumno consigue comprender la personalidad de cada una de estas preposiciones, cada vez será menos necesario que recurra a los apuntes.

  • Los PARTICIPIOS IRREGULARES:

El español, como todos los idiomas, a veces es caprichoso y nos niega la sensata ecuación que si de salir, es salido, de abrir es abrido. Con esta sencilla lista de participios que no se corresponden con las reglas establecidas, recordaremos a los alumnos la excepciones de estos 12 verbos.

  • BONUS TRACK:

Estas dos últimas infografías las he realizado con intenciones recordatorias, es decir, en calidad de estudiante/profe que a veces se olvida de cuándo está ante un SE dativo o uno enfático. También servirían, por qué no, para estudiantes con un nivel alto del idioma.


Aquí las podéis encontrar en su tamaño más legible:

http://www.pinterest.com/anaprofeesp/infografías-para-la-clase-de-ele/

Y hasta aquí mi humilde aportación semanal al mundillo ELE.

¡Feliz finde!

Chuletas I

Que no cunda el pánico con el título de esta entrada, no pretendo hacer apología de lo que, según la RAE, entre estudiantes es:

3. f. Papel pequeño con fórmulas u otros apuntes que se lleva oculto para usarlo disimuladamente en los exámenes.

Hoy quiero dedicar este post a la importancia de tener unos apuntes claros, prácticos y sobre todo, a inculcar a los alumnos (sea de la edad que sean) los beneficios de que sean ellos mismos quienes fabriquen sus esquemas, diagramas y resúmenes de todo lo que se va dando en clase. Ver: competencia Aprender a Aprender.

La gramática española es tan rica y necesaria como enrevesada y abundante en excepciones y reglas difíciles de comprender y retener para un no nativo. Porque, sí, es necesario memorizar ciertos aspectos de la lengua como que el participio de abrir es abierto, y no abrido o por qué el pretérito perfecto queda mejor en una frase que el indefinido.

Después de cada nueva explicación, tanto si es de gramática como, por ejemplo, de literatura y, sobre todo si están de cara a un examen DELE en el que se les preguntará mucha información, propondría a mis estudiantes la elaboración de una chuleta diseñada y hecha por ellos mismos como consideren que mejor les vaya a ayudar a estudiarla.

Los “flipbooks”

Son libritos hechos a mano que recogen, en cada uno de sus apartados, lecciones diferentes de gramática. A medida que avanza el curso, el alumno irá añadiendo las diferentes explicaciones que se vayan dando en clase. El flipbook acompañará al estudiante a lo largo de todo el curso, no tan sólo para estudiar frente a un examen sino también en clase para resolver dudas ante actividades.

Ejemplo de un flipbook de las categorías gramaticales:

Tarjetas

Personalmente, y pese a que llevo años encontrándomelos en el instituto y en casi todos los estudios que he realizado en la universidad, me cuesta horrores memorizar todos los tiempos verbales. Me lleva un buen rato recordar cuándo estoy ante un perfecto compuesto o un pluscuamperfecto, y llevar estas tarjetas encima me hubiese (o hubiera, pluscuamperfecto de subjuntivo) sacado de un apuro en más de una ocasión.

Además, detrás he añadido unos pequeños consejos para recordar su uso y facilitar la elaboración de actividades.

Ventanas

Otro tipo de chuleta original y muy esquemática para recordar los autores más relevantes de la literatura hispana del S.XV al S.XIX:

Más ejemplos, estos encontrados en Pinterest:

Y esto es todo. Bueno, casi todo. Me despido con un spoiler (si el post se llama Chuletas I es porque, como habréis imaginado, hay 2ª parte) y os avanzo que estoy preparando una entrada sobre INFOGRAFÍAS. He descubierto esta web Piktochart y estoy como niña con juguete nuevo. Te permite hace en un pispás infografías sin tener ni idea de diseño gráfico. De momento, yo ya me he hecho un currículum en inglés y en francés, como diría Arguiñano, fácil, sencillo y para toda la familia.

¡Feliz (lo que queda de) Semana Santa!

Instagram: la fotografía como recurso didáctico ELE.

Cuánto tiempo sin pasar por aquí. He tenido que barrer alguna pelusilla nada más entrar… 🙂

En mi ahínco por crear herramientas educativas de los actos cotidianos y aficiones de los estudiantes, hoy traigo una idea en la que no dejo de pensar a diario. No considero estar “enganchada” a ninguna red social, pero sí que es cierto que raro es el día que no recibo alguna imagen vía Whatsapp, comparto vía Instagram o simplemente indico que me gusta vía Facebook. Las fotografías son parte de nuestro día a día porque, como dice el dicho, dicen más que mil palabras.

Yo misma, fardando de estancia en Londres a través de Instagram.

Tomar imágenes y compartilas es una manera más de comunicar y expresarnos. Es la razón por la que Pinterest, Instagram, Tumblr y demás webs y aplicaciones gozan de tanto éxito hoy en día. Compartir un paisaje, nuestra merienda, nuestra vestimenta, la página de un libro o un autoretrato (o selfie, modernamente hablando) dicen mucho más de nosotros de lo que pensamos. Y ser seguidor, además, nos inspira y activa nuestra creatividad (en especial la red social Pinterest a la que debo decenas de ideas de todo tipo).

Pero vayamos al cometido de este blog:

¿por qué no utilizar este boom del compartir imágenes como recurso de enseñanza?

Mi propuesta es plantear una temática semanal a los alumnos y que compartan imágenes relacionadas con este tema tomadas por ellos mismos en una red social común para toda la clase (Instagram, Pinterest…). Los temas pueden estar relacionados con lo que nos ocupa en clase o pueden ser propuestas de los propios alumnos: la comida, los animales, la familia, la primavera, la casa, el fin de semana, las vacaciones de navidad, temas abstractos como la alegría, la tristeza, la solidaridad o algo tan genérico como un color:

Obviamente, al tratarse del uso de redes sociales y teléfonos móviles y cámaras digitales, es una tarea especialmente indicada para jóvenes y adultos, pero también podría proponerse para edades más tempanas, con la colaboración de los padres y compartiendo las imágenes en clase que ellos podrían proporcionar a través de pendrives o tarjetas de memoria.

A cada imagen le debe acompañar una descripción en español: qué significa, por qué la he tomado, dónde la hice… lo que el autor desee dar a conocer de su fotografía. También puede servirse de las etiquetas, tags o hashtags, para practicar vocabulario (#teléfono, #rojo, #antiguo…).

Estas redes sociales permiten al resto de compañeros ver, comentar, compartir e indicar megusta a las fotos de todos los participantes, fomentando un clima de compañerismo en el aula, ayudando a los alumnos a conocerse entre sí y a darse a conocer ellos mismos.

El uso de léxico, la narración y descripción de la mano de la creatividad y los intereses del alumno en una actividad cotidiana y agradable para todos.

Un saludo… y una foto 😉

Vía: http://www.pinterest.com/profedeele/

Arcilla: Comprender y…¡modelar!

Hace unas semanas, dediqué una entrada a una actividad para practicar la comprensión oral a través del dibujo.

Como soy una pesada de todo lo creativo y de la importancia del fomento de la imaginación, y a pesar de que habrá quién me acuse de pintamonas que descuida la gramática y la ortografía en pro de una caja de ceras, vuelvo con una muy parecida.

El fin de semana pasado se celebró en mi ciudad actual, Zaragoza, la Feria CREATIVA, y yo, que en un principio sólo iba a por agujas de punto, acabé recopilando folletos de todo stand posible y sobrepasando con creces mi presupuesto estipulado para la semana. Cuando ya creía haberlo visto todo, me quedé prendada de esto:

Los ya duchos en asuntos de manualidades (qué poco me gusta esa palabra) pensaréis que menuda novedad, el Fimo, la Arcilla Polimérica o la plastilina de toda la vida. A diferencia de todo esto, el Jumping Clay es una arcilla que se seca sin necesidad de cocerse en un horno. Hace tiempo hice un curso de Kirei, otro tipo de arcilla que se seca sin cocción, pero no me pareció demasiado fácil de modelar ni muy recomendable para uso escolar.

A los niños les chifla eso de poder crear una pequeña escultura que no se chafe, ensucie o desmonte como pueda pasar con la plastilina, y a nosotros, como profes, nos alivia la idea de no necesitar un horno a mano para que se quede dura. ¡Y encima bota! (de ahí lo de jumping).

No, no os habéis equivocado de blog, esto sigue siendo una entrada dedicada a las actividades de enseñanza de E/LE, no un tributo a Art Attack. Después de mirar, manosear y olisquear tan maravilloso material, inmediatamente me acordé de la entrada del blog relativa a la comprensión oral: ¿por qué no expresar a través del modelado?

El modelado cuenta con numerosos beneficios, especialmente para los niños:

  • Concentra y aumenta la capacidad de trabajo y atención en los alumnos.
  • Desarrolla la motricidad fina: agilidad, fuerza y destreza.
  • Desarrolla la imaginación y la creatividad.

María Ligia Cifuentes, psicopedagoga de la Clínica Reina Sofía, quien desarrolla actualmente el programa de psicopedagogía y terapia lúdica con niños hospitalizados, comenta: “La plastilina es un material con el que los niños tienen contacto directo e inmediato; pues el hecho de que puedan moldearlo como quieran y de forma rápida hace que se desarrolle mejor su sistema propioceptivo, que es el que permite que la información que el niño recoge a través de su cuerpo, la pueda interiorizar y expresar. Así, sus procesos de aprendizaje se facilitan posteriormente”.

Uno de los beneficios principales cuando se trabaja en grupo es que les brinda la oportunidad de socializar con otros niños, porque se ayudan mutuamente, se preguntan entre ellos cómo lograron elaborar una figura, comparten sus avances, aprenden a trabajar en grupo y tienen la posibilidad de ser escultores por momentos y de explorar sus capacidades artísticas”.

Considera que darle al niño la oportunidad de que juegue con plastilina hace que al mismo se ponga retos a corto y largo plazo. “Cuando empiezan a elaborar alguna figura, se dan cuenta de que no es tan fácil y en esa medida, buscan opciones para moldear por pasos cada una de las piezas que va a formarla”. (Vía: www.tecno-edukacion.com)

Y aquí mis propuestas:

  • ACTIVIDAD 1: Comprensión Oral. Escuchar y modelar.

Al igual que en un dictado tradicional, se trata de exponer un texto de manera oral en el aula, adecuado al nivel de los alumnos, pero en este caso éstos no escribirían los comprendido, lo expresarían a través de la arcilla.

No se trata de una actividad que practique la ortografía, es decir, queremos que el alumno comprenda el significado de las palabras, no su significante.

Ejemplo: Si dictamos La granja tenía una gran valla, el alumno puede traducir como significado: Cerca colocada alrededor de un lugar para cerrarlo, protegerlo o delimitarlo,pero como significante: balla, baya o vaya.

Lo esencial en la actividad es saber qué significa y no cómo se escribe y, además, poderlo expresar.

  • ACTIVIDAD 2: Comprensión lectora. Lee y modela.

Al igual que en la anterior actividad, el alumno modelaría aquello que ha entendido pero esta vez en un texto escrito, bien de una pequeña lectura propuesta por el profesor (un fragmento de un cuento, un poema, la estrofa de una canción…) muy útil para practicar palabras que suenen o se escriban igual pero cuyo significado varíe según el contexto (Juan tuvo un tubo, y el tubo que tuvo se le rompió, y para recuperar el tubo que tuvo, tuvo que comprar un tubo, igual al tubo que tuvo) o bien, si lo que queremos es practicar la ortografía, escribiendo nosotros mismos una palabra o frase, por ejemplo, en una pizarra (baca/vaca, baya/valla).

De esta manera, trabajaríamos tanto significado como significante, haciendo hincapié en palabras que por su ortografía sean susceptibles de crear confusión o sean homófonas (ahí/ay/hay o hierba/hierva).

De vez en cuando está bien salirse del lápiz y el cuaderno y aprender con los sentidos 🙂

Y si queréis saber más sobre el Jumping Clay: www.jumpingclay.es

Trivial casero: Dar juego (I)

Pensaba empezar la entrada con una retahíla de beneficios del juego, pero todo lo que me contestaba Google y mi hemeroteca cerebral era relativo a los primeros años de vida y a la infancia en general.

Pero, ¿por qué sólo para niños? Si nos pasamos toda la vida jugando o viendo jugar.

El joven que no ordena caramelos con el móvil durante el trayecto de metro está viendo un partido de fútbol e incluso apostando el resultado de éste. El hombre que no va al bingo, echa la primitiva cada jueves, o si no, lanza la pelota a su perro para que se la devuelva. O contesta al presentador de un concurso cuál es la respuesta correcta desde el sofá. O pide vidas para el juego de turno por Facebook.

Porque nos distraemos de lo cotidiano. Porque nos sentimos mejor al pasar de nivel. Porque nos reafirma ganar al adversario. Sea por lo que sea, el juego está presente en nuestra vida independientemente de la edad que se tenga.

A mi, mi padre me prometía jugar conmigo a las cartas Uno o a la consola siempre y cuando hubiese terminado los deberes antes. El juego era la recompensa, el placer que sucedía al deber.

Sin ánimo, ni muchos menos, de hacer del aula un salón recreativo, muchísimas cosas que nos han enseñado en clase a lo largo de la vida, podrían haberse hecho a través del juego. Más de las que creemos. Podríamos habernos ahorrado muchas ristras de cuentas asesinas (como diría Manolito Gafotas) a cambio de algún dominó cuyo requisito para colocar una ficha sea calcular el resultado de una operación.

Ilustro para los que os cueste imaginarlo

A favor de mis profesores de la recién estrenada Logse de los 90, diré que no existía esta facilidad de acceso a Internet con la que contamos hoy en día. Google se fundó a finales de siglo. Lo más puntero de la época era ponernos un VHS en clase de Érase el cuerpo humano o el ya citado Magic English.

Dicho esto, procedo con mi propuesta aplicada a la clase de E/LE, que es el cometido de este blog que a bien he tenido elaborar.

En Internet hay un océano sin orillas de webs que recopilan juegos adaptados, incluso (para la inmensa suerte de todos los que nos dedicamos o nos vamos a dedicar a esto) creados especialmente para la práctica de un tema en particular: conjugar verbos, practicar vocabulario específico o trabajar temas culturales.

Hay ideas geniales recopiladas en el blog Rincón del Profe de Ele:

http://rinconprofele.blogspot.com.es/ o en Pinterest (estoy enganchadísima), especialmente en el de Profe de Ele (que tiene un nombre parecido, pero no es el mismo):

http://www.pinterest.com/profedeele/.

Mi granito de arena a esta gran colección de juegos, es un juego de mesa que compile todo lo anterior, una especie de popurrí de todo lo que se puede trabajar a lo largo del tema de un libro.

Tiene una explicación: jugar durante un rato a una oca dedicada solamente a conjugar verbos en presente de indicativo puede resultar ameno pero cuando llegues a la tercera tirada de dado, repetitivo y aburrido. Al final deja de ser un juego para el alumno y se convierte en un ejercicio más del libro, como pueda ser el de rellenar huecos en frases.

A modo de trivial, cada casilla en el tablero será de un color y cada color en las tarjetas un tema o materia diferente, pero siempre relacionada con lo que hemos trabajado recientemente en clase o estamos trabajando en este momento.

Aquí entra en juego (nunca mejor dicho) el grado de implicación del profesor, que debería actualizar las preguntas en función de lo que están tratando en el aula.

Aquí va un ejemplo de una tarjeta con los posibles temas por colores:

Y un tablero:

  • Vocabulario: con preguntas tipo Pasapalabra, que podemos acompañar de imágenes según el nivel de la clase.
  • Gramática: para practicar lo último que han aprendido en clase.
  • Comprensión Oral: similar a la actividad de la entrada anterior, en la que el alumno expresa (mediante palabras, dibujos, gestos…) lo que ha entendido de un texto oral (poema recitado por el profesor, canción…).
  • Cultura: pregunta relativa a la literatura, geografía o cultura en general española o hispanoamericana que hayamos tratado en clase recientemente o consideremos de cultura general.
  • Expresión oral: describir mediante palabras una imagen perteneciente a la cultura española como pueda ser una fotografía o un cuadro. (*No es necesario que acierten, por ejemplo, que el cuadro es de Picasso, tan sólo que lo describan).
  • Trabalenguas: para mejorar la pronunciación de fonemas “problemáticos” para algunos extranjeros como el de la R o la C/Z.

El sistema de puntuación va a gusto del profesor (hay gente partidaria de la competición y gente que no). Yo propondría, ya que es muy similar a Trivial, otorgar una ficha de cada color (a modo de quesito) por cada casilla con respuesta acertada, hasta que uno de los participantes obtuviera los 6 colores. También podemos dar 2 puntos por cada respuesta correcta, 1 si ha estado cerca de la buena respuesta y 0 en caso de respuesta errónea.

Puede ser un buen complemento al libro de texto habitual, adaptando las preguntas y pruebas a lo que se está trabajando en ese momento en el aula.

Para despedirme, dejo una web con muchísimos recursos para formar nuestros propios juegos, desde bingos hasta dados. http://www.toolsforeducators.com/

Hala, ya no tenéis excusa 😉

El dibujo: Comprensión Ilustrada

Saber un idioma, ¿qué es si no comprender aquello que estamos leyendo o escuchando? Es vital para, después, sabernos expresar.

En la mayoría de cuadernos de ejercicios, la manera de ejercitar y evaluar la comprensión tanto oral como escrita tiene forma de Listenings y Readings, la mayoría de ellos (sin ánimo de ofender a ninguna editorial) carentes de interés para el estudiante. Todavía no he conocido a ningún alumno entusiasmado ante la escucha de un programa de radio en el que Steve explica a la locutora cómo ha dado la vuelta al mundo en bici (y ahora que me perdonen ciclistas y locutores de radio).

Normalmente la evaluación se efectúa según el éxito de respuestas relacionadas con el texto, por ejemplo, ¿Cuántos días tardó Steve en realizar su periplo?, que nos interesan aún menos que la historia que acabamos de leer o escuchar.

Creatividad 0, Aburrimiento 3. Especialmente para niños y jóvenes.

Mi propuesta tiene como objetivo ejercitar la comprensión tanto oral como escrita a través de acciones que favorezcan la creatividad del alumno, como podría ser el dibujo o la interpretación.

No evaluaremos en ningún momento las dotes artísticas, si no qué ha entendido tras la lectura y/o la escucha de un texto en español.

Para no desatender la expresión oral y escrita y el enfoque comunicativo en el aula, habría que explicar por qué ha interpretado así el texto.

Buscaríamos, no tan sólo la interpretación literal si no la emocional: si le ha gustado, si le ha dado miedo o pena…

Propondríamos a nuestros alumnos ser los ilustradores particulares de un libro o los directores del videoclip de una canción.

COMPETENCIAS QUE SE TRABAJAN:comprensión lectora, comprensión oral, vocabulario, interpretación de textos, expresar y comunicar sentimientos a partir del arte, así como percibirlos y comprenderlos, por ejemplo, a través de la poesía.

¿PARA QUIÉN?: Es una actividad especialmente interesante para niños y jóvenes. El grado de dificultad del texto escogido se adaptaría a la edad y nivel del grupo de alumnos. Algunos ejemplos:

A1 a B1, alumnos de Infantil y Primaria

Gloria Fuertes: Cómo se dibuja una señora

La cara de Doña Sara. 

Se dibuja un redondel, 

con lápiz o pincel; 

mucho pelo, mucho moño, 

ojos, cejas, y un retoño; 

nariz chata, 

de alpargata, 

las orejas, 

como almejas, 

los pendientes, 

– relucientes-, 

las pestañas, 

como arañas, 

boca de pitiminí, 

es así, 

la cara de doña Sara. 

El cuerpo, otro redondel, 

tan grande como un tonel, 

y en él se dibuja ahora, 

la falda de una señora, 

falda, blusa, delantal, 

pierna flaca, otra normal, 

los zapatos de tacón, 

con hebilla y con pompón. 

A2-B2, alumnos de Primaria/Secundaria

– Antonio Machado: “Era un niño que soñaba un caballo de cartón. Abrió el niño los ojos y el caballito no vio”.

– Eva María de Fórmula V (1973).

A partir B1, alumnos de Secundaria o más

Bailando, de Alaska y Los Pegamoides (1982).

DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Es importante trabajar el texto antes de reproducirlo y pasar al quid de la actividad. Explicaremos qué vamos a escuchar o leer, hablaremos de su autor y el contexto. Si se trata de un escrito y el nivel de la clase es inicial, podemos explicar el significado de las palabras o expresiones que sugieran dificultades o permitir el uso del diccionario.

Puede dibujar literalmente lo que cuenta el texto, cómo creen que se siente su autor, o de manera abstracta, los sentimientos que le provoca a sí mismo sirviéndose de técnicas como colorear, rallar, romper, pegar… todo lo que le ayude a expresarse de manera satisfactoria.

Al finalizar, pediríamos a los alumnos que expliquen por qué han interpretado así los textos (“Lo he coloreado en negro porque es de noche y me da miedo”) y charlaríamos entre todos sobre nuestras apreciaciones.

“El arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo.”  Y me despido con palabras de Albert Einstein.

 

Gracias por leerme! 😉