Actividades ELE para Primaria (II)

¡Buenos días, amigos del Español!

Os escribo estas líneas ya desde la madre patria, pues he tenido que adelantar mis vacaciones una semana y muy a mi pesar me he perdido todo el percal navideño, con el juego que da eso L.

Lo que prometían ser unos días de asueto, ocio, sol y profundas conversaciones plagadas de sonidos J y RR con mis amigos, de momento están siendo arruinados por una profunda dolencia de… tengoqueísmo. Yo que quería haberos escrito este finde para daros unas ideas bien chulas para la semana previa a la Navidad en coles/instis/whatevers, no he

Y a mí lo que me estresaba era la escuela…

parado un momento desde que he pisado tierra ibérica.Tengoqueísmo. Tengo que ir al médico, tengo que ir a Ora la tienda de mi compañía telefónica, a la pelu que vaya puntas tengo y allí es el doble de caro, al banco, a hacer entrega de [inserte aquí el nombre de cualquier objeto obsequiable con la imagen de una tour Eiffel] a 32 amigos y familiares, al súper a comprar todas los embutidos y frutos secos que no he comido en 2 meses y medio, a ingerirlos hasta que la vesícula pida clemencia, a salir a correr mañana temprano y quemarlo, a reinventar el bosón de Higgs, a actualizar el Blog, su Twitter, su Instagram y su red social de turno y tengo que hacerlo todo antes del 25, que me voy al pueblo.

Pues menos mal que son vacaciones. Necesito unas vacaciones de estas vacaciones.

Por supuesto, si tengo que hacer algo antes que nada es daros la gracias (en especial a Fernando Plans, de Hispanalia) por haberme revolucionado las visitas del blog, los followers en twitter, la bandeja de entrada de Gmail con vuestros comentarios y agradecimientos. Me habéis escrito profes de todas clases y partes del mundo y además me habéis demostrado que estáis mu locos, que os habéis descargado, imprimido, plastificado (Valientes! Piratas!) las cartas Unoque os propuse en la anterior entrada y que a vuestros alumnos les han gustado. No sabéis la satisfacción e ilusión que me ha hecho cada una de vuestras palabras :,)

Dicho esto, hoy os escribo para mostraros lo que he hecho estas últimas dos semanas con mis pequeños del alma (con sus pieles de caneeeela).

Dictado de colores: Warholismo in da school

Empiezo fuerte, pues esta es una actividad diferente, con cierta polémica y sobre todo, improvisada. Si bien las mejores juergas son esas que empiezan con una caña de tranquis y tus vaqueros más normales y no las que llevas preparando tres semanas con cita en la peluquería y trazado milimétrico de la noche, la vida en una escuela a veces puede parecerse mucho a eso. Y es que esta idea se me ocurrió a lo tonto, sin pensar, ahora no recuerdo si en la parada del bus, fregando una sartén o en la cola de la panadería.

Ya que tengo un par de profes de 1º de Primaria reacias a que explote en clase la lectoescritura con los niños (señora, me da igual que ahora estén aprendiendo a leer en francés, ser bilingüe es precisamente eso, saber leer y pronunciar dos idiomas, cada uno con su idiosincrasia, pero yo no digo nada que sólo soy la auxiliar) ando todo el día barruntando cómo puedo enseñar únicamente desde lo oral y conseguir que no se olviden de una semana para otra. Descartada la opción del canturreo (¿por qué es tan patético el material musical en español para niños, eh, por qué?), pensé que dictarles los colores en español, esta vez ya sin traducir en francés, y que debiesen colorear un dibujo con el color que yo nombrase era una buena idea. Primero pensé en los típicos dibujines que hay en internet para colorear: paisajes, muñecas, dibujos animados…. Y segundo, me di una colleja mental por tener una idea tan nul  y a la vez tener un blog donde insto que seamos creativos y nos lo curremos un poco más. ¡Qué bob esponja ni qué hello kitty! ¡Fotocopias de sus fotos en b&n ahora, rait nou, y que se coloreen a sí mismos, hombre ya!

Las tutoras no recibieron con demasiado entusiasmo mi propuesta, pues implicaba el faraónico esfuerzo de fotocopiarme a tamaño de medio folio las fotos de carnet que tienen de cada uno de sus alumnos. Es que no tengo la de todos. Es que no sé dónde están. Es que tengo que fumarme este cigarro y beberme este café y tomar este aire fresco ahora mismo, querida auxiliar española, recuérdamelo más tarde. De las cuatro que imparten CP, es decir, 1º de primaria, sólo una me las facilitó, demasiado oscuras y pixeladas, pero oye, me hizo caso.

Pensé en repartir al azar las fotos y que tuvieran que realizar la actividad con las imágenes de sus compañeros, pero no sabéis lo vanidoso que puede llegar a ser un niño de 6 años y el poco sentido del humor que muestra ante cualquier tunning nada favorecedor por parte de un compañero. Nunca le dibujéis un entrecejo lila a una niña de primero o podría fundir con su mirada de reproche tu plastidecor. Por esa razón, bonitas coronas, pendientes, labios color frambuesa y rubias melenas se sucedían sobre las fotos de los niños. Porque querían verse molones, guapos. Hasta que les dije que no, que venga, que quería gafas, bigotes, dientes multicolor. Y a partir de ahí la clase fue una fiesta donde se reían de sus propias ocurrencias, mientras el ambiente se teñía de colores en español. Qué potito.

  • IDEACA:Empezad a introducir el vocabulario de las partes de la cara así como el que no quiere la cosa. Nariz azul, ojos rojos, pelo verde…
  • RESULTADO: De verdad, se rieron mucho. Era todo muy Warhol pero con mocos, sangre, legañas… Y los colores, aprendidísimos y con una pronunciación más que decente.
  • CONSECUENCIA DEL RESULTADO: La tutora quiere colgar el resultado en el pasillo. Las otras profesoras han visto lo que mola y me han prometido tener las fotografías listas la próxima sesión, aprovechando que se tomarán fotos por navidad. Minipunto y punto para mí.

El Flipbook

Flipbook es un palabro que aprendí de Pinterest, no vayáis a pensar que se lo debo precisamente a mi excelso manejo del inglés. Y debe provenir de flipar, porque vaya que si flipé. De nuevo caí en la trampa cuqui y almibarada de esta red social. De hecho, yo misma, hice uno una vez de muestra para enseñároslo por aquí y convenceros de lo que molaba como idea. Era joven, alocada. Qué poco pensé en lo que costaba hacer eso mismo para 26 alumnos de 8/9 años (porque esta idea la dejé sólo para los mayores, era demasiado hardcore para el primer ciclo).

Opciones para hacer un flipbook con tus alumnos, si la edad de estos no supera los dos dígitos:

a)Les explicas con paciencia, amor y todo lujo de detalles cómo recortar, colocar y grapar cada folio.

  b)Recortas, Masico de Japón mediante (la guillotina, para los que no estabais el otro día), tú misma con paciencia, amor y todo lujo de atención (recalco: ¡atención!) los folios. Se los das y que los coloquen y grapen ellos.

  c)Recortas, colocas y grapas, uno a uno, veintiséis veces tú misma cada flipbook, porque te aterra el revuelo grecorromano que puede formarse en clase. Tres horas y cuarto después, con una sonrisa y la mirada perdida, colocas tu cabeza entre las dos cuchillas de la masico. Desciendes la palanca.

  d) Pasas de la idea y les pones a colorear a bob esponja. Te das de baja en Pinterest.

Como en el fondo sigo siendo joven y alocada y como el profe es un animal que tropieza dos veces en la misma piedra, opté por la opción B. Les llevé a clase cada pestaña de su cuaderno, les expliqué cómo debían colocarla de mayor a menor y lo graparon todo ellos mismos.

  • BRICONSEJO: Aseguraos de que tenéis grapas para rato. Y una máquina saca-grapas, si no queréis volver a casa con la manicura de un hámster.

Aún no lo hemos empezado, tan sólo han adornado la primera pestaña, que hace las veces de portada. La idea es ir rellenándolo de campos semánticos a medida que vayan apareciendo en clase.

  • IDEAS: Las pestañas más pequeñas con los días de la semana, los meses, la meteorología. Las medianas con la familia, las prendas de vestir. Las más grandes con animales o comida, que son campos mucho más amplios. De esa manera, al finalizar el curso, tendrán un cuaderno con el vocabulario más frecuente en español, escrito por ellos mismos, con los colores que quieran e ilustrado si les da la gana (y si no les da también, que yo soy mucho de mandarles dibujar).
  • RESULTADO:Iré informando de su evolución.

Rojo como….un avión rojo, azul como… un coche azul

Esta ficha no tiene ningún misterio. Se trata de colorear cada palabra con su debido significado y, bajo ella, ilustrar algo de este color. Fue un poco un gol por toda la escuadra a la profe que me dijo que mejor que no leyeran, porque mi intención era que asociaran el sonido de R-O-J-O a la palabra ROJO y al color rojo. Pero lo disfracé de una ingenua actividad de dibujo y coloreo.

Y salió bien, además aprovechamos para practicar todo tipo de vocabulario e iniciar encarnizadas tertulias tales como si los leones eran marrones o naranjas. Los debates de La Sexta son riñas de enamorados en comparación a la que se puede montar en una clase de primaria si preguntas de qué color es, por ejemplo, la arena de la playa. Para unos amarilla, para otros naranja, para otras blanca, para algunos marrón…

Cada uno dibujó cómo y lo que le dio la gana de cada color, mi única intención era que asentaran definitivamente significados y significantes, sin traducir a ser posible.

  • RESULTADO: Colores asimilados y libertad de expresión elevada a la máxima potencia.

Smartie’s party hard

Propuesta para 3º de Primaria.

Como la pasada fue la última semana con ellos antes de que acabase el año, les agasajé con un atracón de chocolate para sorpresa de ellos y desgracia del personal del comedor de la escuela.

Nunca subestiméis el poder de una pequeña grajea de chocolate. Y si no, haced la prueba. Pedid a un niño de 9 años que os cuente del 10 al 0 en español, porque sí, porque lo dices tú:

a) Tres, uno, ocho, me canso, me aburro….

b) ¿Ein?

c) Uy, eso es muy difícil, no sé hacerlo.

d) Todas las opciones son correctas.

Pedid a un niño de 9 años que cuente hacia atrás en español, con un tarro de smarties en la mano. Ha terminado antes de que destapes el bote. O al menos lo ha intentado hacer.

  • BRICONSEJO:Aseguraos de que ningún niño es alérgico/intolerante/celíaco que la idea es buena, pero la salud es lo primero.
  • RESULTADO: Triunfal. Da igual la prueba, desde la más complicada a la más aburrida les entusiasma si la recompensa es llevarse el chocolate a la boca.

Observación: Las pruebas que más gustaban eran las que implicaban la participación de otro compañero.

Otra observación: si veis que hay alguna que sea excesivamente complicada, ofreced dos smarties de recompensa. De nada, dentistas de París.

  • Como el plan gustó, prometí realizar esta actividad una vez al mes con preguntas y pruebas relativas a lo que vamos haciendo en clase. *Vítores, aplausos, la ola en el aula*.

“Deberes” para las vacaciones

También con motivo de la última clase de 2014 les hice entrega del dominó de frutas (impreso en una cartulina, tranquilos) para que lo coloreasen, recortasen y jugasen con él estas vacaciones en casa. Les gustó la idea y me prometieron hacer buena cuenta de él estas navidades. En estos momentos, en alguna casa de un humilde barrio de las afueras de París, algún padre/madre de mis alumnos puede estar muy cansado del dominó, del español, de mí y de mi madre.


Para despedirme, y aunque ya hemos pasado la segunda quincena del mes, mis compis Fernando de Hispanalia, Tamara de Creatívate conELE y servidora estamos dándolo todo en Instagram con este reto que consiste en asociar una imagen a cada hashtag. Participad hombre, que os damos likes y follows y de tó 😉

Como siempre, espero que os hayáis servido de inspiración y buen rollo. Me encanta que me contéis vuestras experiencias vía e-mail, twitter o por aquí mismo. Os recuerdo mis cuentas, no vaya a ser que os confundáis con otra, como la Infanta:

¡A más ver, amantes del ELE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *