PsicoELE 1: El autoconcepto, la autoestima y la Inteligencia Emocional en la clase de E/LE

Al fin me decido a escribir esta entrada. Varios (demasiados) meses pensando en ella y unos cuantos libros después (estoy segura de que he contribuido en el pago de las vacaciones de Luis Rojas Marcos gracias a la inversión que he hecho en su obra), le dedico a mi otros estudios un hueco en el blog. He tardado tanto, no por procrastinadora (me encanta esta palabra que tan bien me define) sino por el respeto que me produce escribir sobre Psicología cuando sólo llevo la mitad de los créditos de la carrera superados, Uned mediante. Y es que, como ya adelanta el título, he tenido la aventurera idea de mezclar los tres campos a los que he dedicado litros y litros de subrayador en mis cinco universitarios años: la didáctica, la educación artística y la psicología. Todo ello en una clase de español. Olé ahí. Y no mezcla más cosas porque no las ha estudiado, pensaréis.

Los que me leéis, ya sabéis que mi experiencia al otro lado del aula de idiomas (esto es, como alumna), hasta la fecha, es sensiblemente superior a la que tengo como profesora. Ahora que estoy delante de la pizarra, trato de pensar como estudiante que he sido (y que seguiré siendo for a long time) qué ha funcionado conmigo y qué no a la hora de enseñarme y aprender otro idioma. Y si algo echo de menos es… expresar qué siento y cómo lo hago. No hablar de mi, no. Sé decir perfectamente en inglés o francés que Robert de Niro me encanta, que detesto las espinacas, que tengo 23 años, que nací en Barcelona pero no soy culé y que no tengo hermanos. No. Hablo de expresar mis emociones. De desahogarme, de decir que hoy me siento contenta/angustiada/nerviosa/triste y por qué. Cuando viajas, compartes piso o simplemente conoces más a fondo a alguien que no habla tu lengua materna, es lo primero que echamos de menos. Poder pasar del finecuando alguien nos pregunta cómo nos sentimos.

Si hemos pasado del nivel A2 en un idioma no materno, a todos nos habrán enseñando en algún momento adjetivos como sad, heureuse, worried o furieux, pero, como alumna, aún no he encontrado a ningún profesor que trabaje esa Inteligencia Emocional tan imprescindible para todos, estudiemos el idioma que estudiemos y seamos niños, adolescentes o adultos.

Por eso hoy escribe más la estudiante de Psicología y maestra de Primaria que la profe de ELE.

Antes de pasar a las ideas y actividades que propongo, un repasito breve de conceptos. Brevísimo, pues quienes hayáis tenido el placer de toparos con ellos en vuestros estudios sabréis que es harto complicado explicar en pocas palabras qué significan cada uno.

AUTOCONCEPTO: Conjunto de elementos que una persona utiliza para describirse a sí misma. Se forma a través de dos vías fundamentales: las experiencias que uno vive y las valoraciones que extraemos de ellas y las opiniones y valoraciones de los demás.

AUTOESTIMALuis Rojas Marcos lo define como “el sentimiento de aprecio o de rechazo que acompaña a la valoración global que hacemos de nosotros mismos”.

Cuando la valoración que hacemos de nosotros mismos es beneficiosa para nuestra calidad de vida se puede decir que tenemos autoestima positiva, mientras que si es perjudicial la autoestima es negativa. La autoestima no es algo fijo ni inamovible, se va formando y cambiando a lo largo de la vida.

Las 6 “aes” de la Autoestima, según José Vicente Bonet (1997):

Aprecio de uno mismo como persona, independientemente de lo que pueda hacer poseer, de tal manera que se considera igual, aunque diferente a cualquier persona.

Aceptación tolerante de sus limitaciones, debilidades, errores y fracasos, reconociendo serenamente los aspectos desagradables de su personalidad.

Afecto, actitud positiva hacia sí mismo, de tal manera que se encuentra bien consigo mismo dentro de su piel.

Atención y cuidado de sus necesidades reales, tanto físicas como psíquicas.

Autoconsciencia, es decir darse cuenta del propio mundo interior, y escucharse a sí mismo amistosamente.

Apertura, actitud abierta y atenta al otro, reconociendo su existencia y afirmándolo, lo que parte del reconocimiento de que no podemos vivir de forma aislada e independiente de los demás.

INTELIGENCIA EMOCIONAL: Que mejor que recurrir al “padre” de este concepto, Daniel Goleman, para su definición:

La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental. Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social”.

Otra definición, por Ana Muñoz: La inteligencia emocional es la capacidad para identificar, entender y manejar las emociones correctamente, de un modo que facilite las relaciones con los demás, la consecución de metas y objetivos, el manejo del estrés o la superación de obstáculos.

  • Como el hábil lector habrá deducido gracias a ese estratégico 1 del título de la entrada, esta es la primera parte de estas actividades, que en un derroche de esfuerzo mental he tenido a bien llamar PsicoELE (no pidáis más de mi, es mi entrada más complicada) y a la que nos ceñiremos en la primera vía de formación del autoconcepto: es decir, el único protagonista de las actividades será el alumno. El estudiante va a aprender sobre él, únicamente. En esta primera parte no nos vamos a preocupar de mostrar ante los demás compañeros los resultados individuales, sino en que cada uno se concentre en saber auto-describirse (valga la redundancia), conocerse a sí mismo y comenzar a hacerlo en español.
  • Y en la segunda parte (muy pronto en sus pantallas, lo prometo) los ejercicios irán destinados a que los alumnos conozcan más sobre sus compañeros y a saber cómo nos ven los demás. Habrá actividades como fotografiar a los compañeros, hacerse selfies, juegos tipo Quién es Quién o actividades como el Amigo Invisible.

He hecho un breve esquema de QUÉ podemos trabajar, CÓMO y CUÁNDO dependiendo de la edad de nuestros alumnos y su nivel de español:

Actividades

Soy lo más”: actividad sobre la autoestima, la confianza en uno mismo y nuestras capacidades.

Sugerencias de uso:

Para niveles entre A1 y A2 -> Completar con sustantivos y verbos en infinitivo con la ayuda del diccionario.

A2 -> Podemos aprovechar también para pedir frases con Ser y otras con Estar.

A partir de un nivel A2 avanzado/B1 -> oraciones más complejas como el uso de pretéritos, subjuntivos, condicionales…

Emoticonos”: Especialmente práctico en usuarios de aplicaciones y redes sociales en las que podemos servirnos de “caritas”, que expresan mucho sin escribir una palabra.

La actividad, que también hace las veces de “chuleta” de vocabulario, consiste en asociar cada una de los sentimientos que expresa cada icono a una situación que les haga sentir dicha emoción.

Al igual que en la actividad anterior, podemos graduar la exigencia de las respuesta en función del nivel de los alumnos.

Ejemplos:

A1: Infinitivos y sustantivos -> #preocupado Perder una maleta en un aeropuerto.

A2: Pretéritos -> #confiada Gané un una competición de atletismo.

B1+: Subjuntivo -> #enfadada Ir a la playa y que empiece a llover.

EL AUTOCONCEPTO A TRAVÉS DEL AUTORRETRATO

Hablar de uno mismo es innato en el ser humano. No es vanidad ni egocentrismo sino algo completamente intrínseco en nosotros desde que el mundo es mundo. Desde la infancia buscamos la auto-afirmación y perseguimos la construcción de nuestra identidad a lo largo de toda nuestra vida. Sin embargo, según cuenta Luis Rojas Marcos en La autoestima (2007), contestar a la petición “Háblame de ti, cómo eres”, resulta complicado para casi todos. En la mayoría de ocasiones, si lo habéis hecho con vuestros alumnos, las primeras respuestas versan en torno a aficiones y gustos. “Soy una persona viajera y amante del jazz”, por ejemplo. Pero contestar si somos positivos, desconfiados, seguros, pesimistas, cariñosos o tímidos no es tan sencillo. Por esta razón, dibujar o fotografiar puede ser un gran paso para romper ese hielo inicial que se forma cuando tenemos que realizar un ejercicio tan complicado y a menudo íntimo como es hablar sobre nosotros.

QUÉ: El autoconcepto: qué imagen tengo de mi, quién y cómo soy. Qué pienso sobre mi, cómo me siento con ello, cómo quiero que me vean los demás… en definitiva, quién y cómo soy.

CÓMO: Como no es sencillo responder a estas preguntas y además, hacerlo en una lengua no nativa, usaremos el comodín del lenguaje universal por antonomasia: el arte. Sirviéndonos de técnicas como el collage, dibujo, fotografía + Uso del diccionario español.

CUÁNDO: Creo que es importante que haya pasado un generoso periodo de tiempo entre el inicio del curso y estas actividades. Hablar sobre uno mismo y las propias emociones es, especialmente para muchas culturas, un ejercicio complicado, íntimo y puede que hasta tabú. Por esta razón, no utilizaría esta actividad como presentación o durante los primeros días de un curso.

Hete aquí una recopilación que he hecho en Pinterest sobre material interesante para trabajar AUTORRETRATOS en el aula de Español:

Collages:

Caligramas y Pinacogramas:


Algunas webs para hacer Pinacogramas(dibus realizados con caracteres):

  • TypeDrawing:storyabout.net/typedrawing/typedrawing.php.(Aunque está temporalmente fuera de servicio)
  • RoboType: http://www.robotype.net/index.php

Ilustración:

Más ideas aquí -> Tablero: Actividad psicología + arte+ español

<- Me despido con una de mis viñetas favoritas de la ilustradora Agustina Guerrero, autora de Diario de una Volátil que creo que encaja perfectamente con la definición de Inteligencia Emocional.

Y con una A tan grande como la de mi Autoestima en este momento, millones de AGRADECIMIENTOS a todos los que sé que me leéis por aquí, pineáis por Pinterest o twitteáis por Twitter. Gracias, mercis y thanks por dedicar vuestro tiempo a esta humilde profe que está empezando! 😉

3 comentarios en “PsicoELE 1: El autoconcepto, la autoestima y la Inteligencia Emocional en la clase de E/LE

  1. Gracias a ti Giannina, es un placer escribir y servir de inspiración 🙂
    Yo también la pondré en práctica este mes, ya que comienzo a trabajar en un cole de primaria en París y prometo comentar por aquí los resultados 😀

    Un saludo y gracias de nuevo por pasarte por aquí!!! Hasta pronto!

  2. Anaaaa! Muy bueno che!! Bravo, bravisimo, bravo!!
    Creo que los profes tenemos y debemos enseñar más que GRAMMAR en las clases.
    Lo voy a re-usar!

    Gimena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *