La entrada que siempre quise escribir: primer día como profe E/LE

Por fin puedo escribir estas líneas en el blog. Las que estaba deseando redactar desde que decidí abrirlo sin otra pretensión que explayar mis ideas y propuestas para la clase de Español como Lengua Extranjera que este mes de julio por fin tengo la suerte de impartir.

Mis primeros alumnos son chicas y chicos italianos con un nivel A2. Rondan los 15-17 años y están en Barcelona de vacaciones dos semanas, sin conocerse entre ellos pues cada uno procede de una lugar distinto de la bota. Panorama cuanto menos alentador para una primera experiencia docente y con mi formación académica centrada en la enseñanza hasta los 12 años, pues soy Diplomada en Educación Primaria.

Si a ello le añadimos que el ambiente en el que pasarán estos quince días es de ocio, estío, asueto, desocupación, vacación y demás retahíla de antónimos de lo que es una clase tradicional y un ambiente académico, el reto ya es colosal.

Pero como nadie dijo que fuera fácil, el lunes 7 de julio (que ya no recordaré como San Fermín, sino como mi primer día como profe) saqué la artillería pesada:  infografías, ideas de Pinterest, ideas de otros bloggers (especial mención a Profesor en apuros  y JRamón), libros, fichas, juegos, canciones y tizas de colores y, al final, os confieso que no hay mejor material y recurso que nuestra intuición y facilidad para improvisar que ésta nos da. Esa que ninguna carrera, máster o manual del profe te enseña, esa que llevamos de serie quienes sentimos pasión por la enseñanza.

Para muestra, un botón: el primer día. Si rebuscamos en libros y webs sobre clases de ELE o cualquier otra lengua, o mismamente indagamos en nuestra experiencia en busca del recuerdo del primer día que asistimos a un curso de idiomas, encontramos actividades con el mismo nexo en común: hablar de nosotros mismos, presentarnos a los demás. Para tal cometido confeccioné unas fichas en la línea de la entrada que publiqué hace unas semanas, inspiradas en un muro de Facebook (ninguno de mis quince púberes alumnos me confesó no estar registrado en el invento de Mark Zuckerberg) que resultaron gozar de bastante éxito.


Mi idea no era otra que que la rellenasen y acto seguido, leerla en voz alta para todos los compañeros. Y aquí es donde ese instinto docente surgió de la nada mientras paseaba pasillo arriba y abajo y me dijo: “Ana, ¿por qué no las repartes entre ellos y que adivinen quién es quién?”.

Les hice borrar a todos su nombre y la idea resultó genial, pues ayudó a que hablasen entre ellos (sobre todo los chicos con las chicas, pues parecía haber un muro infranqueable entre ellos las primeras horas) y descubrieran información y cosas en común.

Una vez re-repartidas las fichas, el alumno leía en voz alta el muro de Facebook de su compañero/a para el resto de la clase y decía quién creía que era y por qué.

La segunda actividad tenía como objetivo comprobar por mi parte qué tal andaban de expresión oral y que hablasen ante el resto de la clase. Y como eso a estas edades (bueno, y a todas) no es tarea fácil, tuve que utilizar un buen aliciente: chocolate.

ACTIVIDAD: Consiste en extraer un lacasito de la bolsa y en función de su color, contestar una pregunta (domanda, como ellos se empeñaban en decir) sobre ellos. Si respondían correctamente, se podían llevar tan preciado (y desconocido, pues no tenían ni idea de qué era un “Lacasito”) premio a la boca.

La idea, cómo no, es cortesía de Pinterest: http://www.pinterest.com/pin/237776055301298163/

El viernes, la utilicé para algo más ingrato: los tiempos verbales. Pero eso forma parte de las siguientes entradas, pues finalizo questa aquí, ya que me gustaría dedicar una por cada semana de clase (una por cada día sería demasiado larga).

Antes, como aperitivo, os dejo un pequeño spoiler: una infografía que he realizado hoy sobre False Friends, Falsos Amigos o Falsi Amici que estoy deseando enseñar a mi alumnos para que dejen de decir Prima en lugar de Primera o me digan que abra la ventana porquefa caldo (“¿quién hace sopa?” le conteste a un alumno la primera vez que lo dijo).

ACTIVIDAD “FALSOS AMIGOS”: Un alumno al que le mostraré la primera palabra, realizará mediante mímica su significado al resto de la clase, que deberá de decir la palabra correctamente en español, sin caer en la trampa de decirla primero en italiano.

El resultado, en la siguiente entrada 😉

Que tengáis una feliz semana y, como siempre, muchas gracias a todos los que me leéis.

PD. Una de las mejores cosas que me ha pasado desde que abrí el blog ha sido descubrir que entre mis lectoras se encuentra ¡una de mis compañeras de trabajo! 😀

2 comentarios en “La entrada que siempre quise escribir: primer día como profe E/LE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *