Chuletas I

Que no cunda el pánico con el título de esta entrada, no pretendo hacer apología de lo que, según la RAE, entre estudiantes es:

3. f. Papel pequeño con fórmulas u otros apuntes que se lleva oculto para usarlo disimuladamente en los exámenes.

Hoy quiero dedicar este post a la importancia de tener unos apuntes claros, prácticos y sobre todo, a inculcar a los alumnos (sea de la edad que sean) los beneficios de que sean ellos mismos quienes fabriquen sus esquemas, diagramas y resúmenes de todo lo que se va dando en clase. Ver: competencia Aprender a Aprender.

La gramática española es tan rica y necesaria como enrevesada y abundante en excepciones y reglas difíciles de comprender y retener para un no nativo. Porque, sí, es necesario memorizar ciertos aspectos de la lengua como que el participio de abrir es abierto, y no abrido o por qué el pretérito perfecto queda mejor en una frase que el indefinido.

Después de cada nueva explicación, tanto si es de gramática como, por ejemplo, de literatura y, sobre todo si están de cara a un examen DELE en el que se les preguntará mucha información, propondría a mis estudiantes la elaboración de una chuleta diseñada y hecha por ellos mismos como consideren que mejor les vaya a ayudar a estudiarla.

Los “flipbooks”

Son libritos hechos a mano que recogen, en cada uno de sus apartados, lecciones diferentes de gramática. A medida que avanza el curso, el alumno irá añadiendo las diferentes explicaciones que se vayan dando en clase. El flipbook acompañará al estudiante a lo largo de todo el curso, no tan sólo para estudiar frente a un examen sino también en clase para resolver dudas ante actividades.

Ejemplo de un flipbook de las categorías gramaticales:

Tarjetas

Personalmente, y pese a que llevo años encontrándomelos en el instituto y en casi todos los estudios que he realizado en la universidad, me cuesta horrores memorizar todos los tiempos verbales. Me lleva un buen rato recordar cuándo estoy ante un perfecto compuesto o un pluscuamperfecto, y llevar estas tarjetas encima me hubiese (o hubiera, pluscuamperfecto de subjuntivo) sacado de un apuro en más de una ocasión.

Además, detrás he añadido unos pequeños consejos para recordar su uso y facilitar la elaboración de actividades.

Ventanas

Otro tipo de chuleta original y muy esquemática para recordar los autores más relevantes de la literatura hispana del S.XV al S.XIX:

Más ejemplos, estos encontrados en Pinterest:

Y esto es todo. Bueno, casi todo. Me despido con un spoiler (si el post se llama Chuletas I es porque, como habréis imaginado, hay 2ª parte) y os avanzo que estoy preparando una entrada sobre INFOGRAFÍAS. He descubierto esta web Piktochart y estoy como niña con juguete nuevo. Te permite hace en un pispás infografías sin tener ni idea de diseño gráfico. De momento, yo ya me he hecho un currículum en inglés y en francés, como diría Arguiñano, fácil, sencillo y para toda la familia.

¡Feliz (lo que queda de) Semana Santa!

5 comentarios en “Chuletas I

  1. ¡Hola Ana!
    Estaba mirando por internet para encontrar inspiración a mis clases de castellano en la ESO (antes había dado clases de español a extranjeros) y has aparecido tú. Llevo dos horas embobada con tu blog, con todas tus ideas y todo tu talento, amén de tu sentido del humor y tu fantástica manera de escribir.
    Simplemente darte las gracias. Eres una persona con mucho talento 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *